El Impulso de València gana por segunda vez este año en Cullera

El Impulso de València gana por segunda vez este año en Cullera

La plata fue para el Barbablu (CN Cullera) y el bronce para el Espitos “Uno” (CN Oliva).

Dos de dos. El Impulso, capitaneado por Raúl García y procedente de la Marina de València, ganó el XIII Trofeo Riu Xúquer disputado el pasado sábado en aguas de Cullera. De las dos regatas que se han celebrado este año en la localidad ribereña, las dos las ha ganado esta embarcación.

El resto de cajones de honor los ocuparon los mismos veleros que en la anterior regata, aunque con las posiciones intercambiadas. Esta vez el segundo puesto fue para el Barbablu, perteneciente al Club Náutico de Cullera y el bronce se lo llevó el Espitos “Uno” del Club Náutico de Oliva.

La prueba empezó hacia las 12 del mediodía. Los veleros participantes tenían que llegar desde la Penyeta del Moro hasta el Faro y volver. Pero sin duda el protagonista de la jornada fue el intenso e inestable viento, que obligó a acortar la prueba ya desde el inicio.

El viento varió entre los 14 y los 25 nudos. García, a quien acompañaba en la tripulación Jose María Graña, cuenta que optaron por izar la vela mayor, aunque en algún momento rizaron un poco la vela. Después de esta segunda victoria, el Impulso ya piensa en volver a Cullera para la regata de abril e intentar hacer triplete.

Por categorías

En cuanto a la clasificación por categorías, en la clase 1 ganó Lasalada, seguido del Phoebe. En la clase 2 venció la Saona y completaron el podium el Tourane y el Kingston. Y en la clase 3 el primero fue el Barbablu y por detrás quedaron el Slainte y el Espitos “Uno”.

El Impulso gana la regata de Cullera

El Impulso gana la regata de Cullera

La plata fue para el Espitos Uno (CN Oliva) y el bronce para el Barbablu (CN Cullera).

El Club Náutico de Cullera celebró el pasado sábado el XIV Trofeo Castell de Cullera, cuyo vencedor fue el Impulso, un velero perteneciente a la Marina de València y capitaneado por Raúl García. 

Mientras que, el segundo puesto también fue para otro foráneo: el Espitos Uno, perteneciente al Club Náutico de Oliva y dirigido por Jerónimo Camarena. El bronce se quedó en una embarcación local: el Barbablu de Carlos Pavía, del Club Náutico de Cullera.

Ésta fue la primera prueba de la liga de regatas cullerense de 2020, ya que el XIII Trofeo Estany de Cullera que debería haberse celebrado en enero se suspendió debido al mal tiempo.

Las condiciones climatológicas del pasado sábado eran mucho mejores, aunque tampoco perfectas, ya que el escaso viento hizo que se retrasara la salida de la regata a la espera de que subiese un poco su intensidad. Aún así, el comité de regatas decidió que sólo se diese una vuelta en esta prueba ante la falta de viento.

En cuanto a la clasificación por categorías, Lasalada fue el ganador en la clase 1; el Espitos Uno venció en la clase 2 y el Impulso en la clase 3.

El X-Tutatis de Gandia vence en la regata de Cullera marcada por el fuerte viento

El X-Tutatis de Gandia vence en la regata de Cullera marcada por el fuerte viento

La plata fue para el Barbablu de Carlos Pavía y el bronce se lo llevó el Slainte-Visit Cullera de los hermanos Grau.

El velero X-Tutatis, capitaneado por Luis Esperanza y perteneciente al Real Club Náutico de Gandia, se proclamó vencedor del XII Trofeo Torre del Marenyet que se celebró el pasado sábado en aguas de Cullera. El podium lo completaron dos embarcaciones del Club Náutico de Cullera: el Barbablu de Carlos Pavía y el Slainte-Visit Cullera de los hermanos Alejandro y Marcos Grau.

En cuanto a la clasificación por categorías, en la clase 1 venció Lasalada. En la clase 2 ganó el X-Tutatis, seguido del Tourane y el Escualo II. Mientras que, en la clase 3 el primero fue el Barbablu y el segundo el Slainte-Visit Cullera.

La jornada estuvo marcada por el fuerte viento procedente del oeste y que llegó en algunos momentos a alcanzar los 28 nudos, lo que también provocó que algunas embarcaciones decidieran no participar en la regata y, además, la organización optó por acortar la prueba para que no se prolongase mucho. 

Pero para la tripulación ganadora “Fue una regata entretenida”, cuenta Esperanza, que navegó con otros tres tripulantes, dos de los cuales eran jóvenes pertenecientes a la Escuela de Vela de Gandía. 

Intenso viento

Barbablu encabezó la salida en tiempo real, seguido del Slainte-Visit Cullera. Pero ninguna de las dos embarcaciones locales consiguió sacarle suficiente tiempo de diferencia al X-Tutatis que, aunque fue tercero en tiempo real, ganó la regata. Hay que recordar que en las regatas se aplica un sistema de tiempos compensados denominado rating. Como cada barco tiene unas velas y un tamaño diferente, con el rating se pretende igualar las condiciones de todos.

En la primera parte de la prueba la flota iba de empopada (impulsados por el viento) y el X-Tutatis tomó rumbo directo con las velas en “oreja de burro” (es decir, la mayor a un lado y la vela de proa a otro). La segunda parte fue un poco más dura porque los barcos iban de ceñida (con el viento casi en contra) y, por tanto, los veleros fueron muy escorados. La última parte volvió a ser más tranquila al ir de través.

El X-Tutatis de Gandia vence en la regata de Cullera

El X-Tutatis de Gandia vence en la regata de Cullera

La tripulación de Luis Esperanza se impuso en la prueba. La plata fue para el Sarantín y el bronce se lo llevó el Slainte-Visit Cullera.

El X-Tutatis, capitaneado por Luis Esperanza y perteneciente al Real Club Náutico de Gandia, fue el ganador del XIII Trofeo Faro de Cullera, que se disputó el pasado sábado al mediodía y que estuvo organizado por el club náutico de la localidad de la Ribera.

La plata fue para el Sarantín de Vicente Salvador Sanjuán y el bronce se lo llevó el Slainte-VIsit Cullera de los hermanos Alejandro y Marcos Grau, ambas embarcaciones pertenecientes al Club Náutico de Cullera.

El día salió con unas condiciones perfectas para la navegación y el viento sopló entre 10 y 14 nudos. La primera vuelta que realizó la flota determinó la clasificación general. El Barbablu y el Slainte-VIsit Cullera fueron los primeros en cruzar la boya en tiempo real, pero no consiguieron sacarle tiempo suficiente al X-Tutatis que, aunque cruzó tercero, cuando posteriormente se aplicó el rating (sistema de tiempos compensados), resultó ser el vencedor de la prueba.

Luis Esperanza tan solo iba acompañado por otros dos tripulantes, a los que quiso agradecer ayer su inestimable ayuda. Además, destacó que uno de sus regatistas es un joven perteneciente a la Escuela de Vela de Gandia que demostró tener madera de navegante.

En cuanto a la clasificación por categorías, en la clase 1 ganó el Sarantín; en la clase 2 venció el  X-Tutatis, seguido del Tourane y el Mascoco y en la clase 3 se impuso el Slainte-Visit Cullera y por detrás quedaron el Espitos Uno y el Barbablu.

El Barbablu gana el mítico Trofeo Bahía de los Naranjos

El Barbablu gana el mítico Trofeo Bahía de los Naranjos

El velero del suecano Carlos Pavía se impone en esta regata, que es la más antigua del Mediterráneo español. En segundo lugar quedó el Slainte-Visit Cullera de los hermanos Grau y el tercero fue el Fandanguito de Ignacio Frasquet.

El Barbablu, capitaneado por el suecano Carlos Pavía, se llevó el pasado sábado la preciada carabela de plata como ganador del XLIX Trofeo Bahía de los Naranjos, organizado por el Club Náutico de Cullera.

La plata fue para el Slainte-Visit Cullera de los hermanos Alejandro y Marcos Grau y el bronce lo consiguió el Fandanguito de Ignacio Frasquet. Así los dos primeros premios se quedaron en casa al ser embarcaciones del Club Náutico de Cullera, mientras que el Fanguito pertenece al Real Club Náutico de Gandia.

El Bahía de los Naranjos es la regata más importante del calendario cullerense y, además, la prueba más antigua de las que se celebran en aguas del Mediterráneo español. 

Esta mítica competición reunió a un total de 22 embarcaciones procedentes de diferentes poblaciones. Aunque a punto estuvo de anularse la regata debido al escaso viento. La flota salió hacia las 12.30 horas del mediodía a la bahía, pero estuvieron esperando cerca de media hora a que subiera el viento.

Escaso viento

Finalmente, cuando empezaron a registrarse sobre 4 nudos de viento, el juez decidió dar la señal de salida, momento en el que casi todas las embarcaciones decidieron alejarse varias millas de la costa para coger algo de viento.

Ya desde el principio el Barbablu se desmarcó del resto de la flota y fue el primero en cruzar la primera boya que marca la clasificación general. El Slainte cruzó segundo y, aunque le seguía los pasos, no consiguió alcanzarle, tampoco en la segunda vuelta (que determina la clasificación por categorías).

La escasez de viento complicó la prueba, pero aún así el Barbablu, que tenía un total de 10 personas en su tripulación, salió victorioso. Mientras que, otros barcos decidieron retirarse ante las dificultades para avanzar.

Pavía recordaba con cariño que hace justo 40 años, en 1979, fue la primera vez que ganó esta regata y posteriormente ha vuelto a vencer en diversas ocasiones. Pero sobre todo quiso agradecer “la importancia de que barcos con condiciones muy diferentes, que no pueden ganar la regata, hagan la regata igualmente”, dijo Pavía, en agradecimiento a pequeños veleros que participan todos los meses en estas pruebas, pese a que saben que es prácticamente imposible que ganen alguna vez.

Tras la competición, se celebró una comida y la entrega de trofeos, a la que asistió el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Cullera, Javier Cerveró; el presidente del Club Náutico, Jose Luis Micó y el vicepresidente de la Federación de Vela de la Comunidad Valenciana, Rafel Xirivella.

Clasificación por categorías

Por categorías, en la clase 1 venció el Sarantín, seguido de Lasalada (el barco más pequeño de la flota) y el Phoebe. En la clase 2 ganó el Fandanguito y por detrás quedaron el Tourane y el Imposible. Mientras que, en la clase 3 el ganador fue el Barbablu, seguido del Espitos Uno y el Slainte-Visit Cullera.

El próximo año el Trofeo Bahía de los Naranjos cumplirá medio siglo y desde el club ya han anunciado que organizarán una gran celebración; además Cerveró aseguró que el Ayuntamiento les apoyará en todo lo que sea posible.

El Slainte-Visit Cullera se impone en la regata Cullera Esports

El Slainte-Visit Cullera se impone en la regata Cullera Esports

El Sarantín de Vicente Salvador Sanjuán quedó segundo y el Barbablu de Carlos Pavía tercero.

Tras haber participado en la Copa del Rey – Mapfre de vela, el Slainte-Visit Cullera de los hermanos Grau volvió más fuerte que nunca a la competición local y el pasado sábado se proclamó vencedor del XII Trofeo Cullera Esports, organizado por el Club Náutico de Cullera.

La plata fue para el Sarantin de Vicente Salvador Sanjuán y el bronce para el Barbablu de Carlos Pavía. El día salió con unas condiciones meteorológicas perfectas para la navegación. El viento sopló del sureste con máximas de 14 nudos y el campo de regatas fue un triángulo frente a la bahía de Cullera. 

Ya desde la salida el Slainte-Visit Cullera se desmarcó rápidamente del resto de la flota con bastante diferencia. No obstante, el Barbablu le seguía los pasos y consiguió recortar distancia así, en la primera vuelta que determina la clasificación general, cruzaron la línea de llegada a la vez en tiempo real. Aunque una vez aplicado posteriormente el tiempo compensado el Slainte-Visit Cullera le sacó 2 minutos al Barbablu.

Mientras que, en la tercera vuelta que determina la clasificación por categorías, el velero de los hermanos Grau le sacó 4 minutos de diferencia en tiempo real al Barbablu, según explicaron desde la tripulación vencedora.

Por categorías

En la clase 1 venció el Sarantín, seguido de Lasalada y el Constancia II. En la clase 2 ganó el Tourane y por detrás quedaron el Formidable y el Tortooga. Mientras que, en el clase 3 el vencedor fue el Slainte y el segundo el Barbablu.

El próximo mes de septiembre se celebrará la regata más importante del calendario local, el Trofeo Bahía de los Naranjos.

El Slainte-Visit Cullera se convierte en el primer barco del CN Cullera en participar en la Copa del Rey-Mapfre

El Slainte-Visit Cullera se convierte en el primer barco del CN Cullera en participar en la Copa del Rey-Mapfre

Por primera vez una embarcación del Club Náutico de Cullera participa en la afamada regata que se disputa en Mallorca.

El Slainte-Visit Cullera, de los hermanos Alejandro y Marcos Grau, ha hecho un hito en la historia náutica local de su ciudad al ser la primera embarcación del Club Náutico de Cullera en participar en la 38ª Copa del Rey – Mapfre.

Esta prestigiosa competición ha empezado hoy en Palma de Mallorca y se prolongará hasta el próximo sábado, ya que se celebrarán un total de 6 pruebas. Se trata de la regata más prestigiosa de todas las que se celebran en nuestro país y en ella participarán 132 barcos de 26 países divididos en 11 clases.

El Slainte-Visit Cullera, que tiene el patrocinio del Ayuntamiento de Cullera, compite en la clase ORC 3, en la que participan 28 barcos. Durante meses se han estado entrenando para esta importante cita y poniendo el barco a punto con la renovación de las velas y otros retoques. La tripulación está capitaneada por Alejandro Grau, que está acompañado por otros ocho regatistas (entre ellos dos mujeres), todos ellos con mucha experiencia en este tipo de competiciones.

Grau se ha mostrado muy ilusionado por estar por primera vez en la Copa del Rey – Mapfre. “Es un hecho histórico para Slainte, para nosotros y para la ciudad de Cullera y por eso vamos a darlo todo para intentar obtener una buena posición en nuestra categoría”, ha señalado Grau.

Desde el Club Náutico de Cullera también han querido trasladar todos sus ánimos a esta embarcación y están confiados en que harán un buen trabajo.

El Slainte-Visit Cullera vence en la regata de Cullera tras remontar posiciones

El Slainte-Visit Cullera vence en la regata de Cullera tras remontar posiciones

La plata fue para el Barbablu de Carlos Pavía y el bronce para el X-Tutatis de Luis Esperanza.

El Slainte-Visit Cullera de los hermanos Alejandro y Marcos Grau volvió a imponerse una vez más en el mar, en concreto, en el XVII Trofeo Pirata Dragut que se celebró el pasado sábado al mediodía en aguas de Cullera.

El segundo puesto lo consiguió el Barbablu del suecano Carlos Pavía y el tercer puesto fue para el X-Tutatis de Luis Esperanza. De esta forma, los dos primeros puestos se quedaron en casa al ser barcos del Club Náutico de Cullera y el bronce se fue para el RCN de Gandia.

La jornada se caracterizó por el escaso viento, de entre 6 y 10 nudos. En la prueba participaron 12 barcos procedentes de Cullera, Gandia, Oliva y Port Saplaya. El campo de regatas fue un triángulo frente a la bahía de Cullera.

Por categorías, en la clase 1 venció el Sarantín, seguido de Lasalada y el Constancia II. En la clase 2 ganó el X-Tutatis y por detrás quedaron el Guaira y el Tourane.Y en la clase 3 se impuso el Slainte – Visit Cullera, el segundo fue el Barbablu y el tercero el Espitos Uno.

Desde el Slainte-Visit Cullera se mostraron satisfechos con esta nueva victoria y más aún porque, cuando se inició la prueba, salieron los últimos. Pero ya antes de cruzar la primera baliza (que es la que determina la clasificación general) consiguieron situarse en cabeza. Y, aunque la segunda baliza (la que determina la clasificación en la categoría) la cruzó primero el Barbablu, éste no consiguió sacarles tiempo suficiente para ganar en su clase.

Con la vista puesta en la regata Copa del Rey – Mapfre

Ahora la tripulación del Slainte-Visit Cullera tiene la vista puesta en la famosa regata Copa del Rey – Mapfre, la más importante de las que se celebran en territorio español. La mítica prueba empezará el próximo lunes en Palma de Mallorca y será la primera vez que un velero de Cullera compite en esta regata, en la que se dan cita las tripulaciones más profesionales.

CONTACTO

Oficinas: 961 72 11 54 - Muelle Norte: 693 77 15 01 - Muelle Sur: 693 80 14 70